DECÁLOGO DE PRINCIPIOS

  1. La sinceridad, la confidencialidad, la honestidad y el respeto a nuestro cliente son la base de nuestra relación.
  2. Defendemos los intereses de nuestros clientes con valor, persistencia, constancia y cuando la situación lo requiera de forma implacable. Actúamos en su nombre y le representamos de la mejor forma que sepamos hacerlo. Empleamos todos los recursos que están a nuestro alcance para la defensa de sus intereses.
  3. La escucha al cliente es fundamental al igual que la objetividad e integridad de su abogado/a.
  4. Ofrecemos a nuestros clientes un trato personalizado. El cliente tiene a su abogado desde el inicio del proceso hasta el final del mismo. Acompañamos personalmente a nuestro cliente en todos los trámites en que sea posible.
  5. Actuamos con el máximo respeto, seriedad y honestidad a la persona de nuestro cliente, a los proveedores, a la parte contraria cuando exista, a los compañeros/as, a la sociedad, a las instituciones públicas y privadas así como a las leyes tanto nacionales como internacionales.
  6. La Declaración Universal de derechos Humanos, adoptada y proclamada por la Resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 10 de diciembre de 1948, guiará siempre la toma de decisiones, la organización interna, las actuaciones y los negocios en los que intervenga Bennet & Rey, de acuerdo con la legislación europea y la nacional española.
  7. Bennet & Rey no interviene en negocios, transacciones, o tratos que alienen a las personas.
  8. Estamos en constante cambio, formándonos continuamente para dar el mejor y más actualizado servicio legal.
  9. Estamos abiertos a los cambios tecnológicos y a las novedades que favorezcan nuestra labor.
  10. Estamos comprometidos con la sociedad y con el medio-ambiente. Todas nuestras acciones van destinadas a causar el menor impacto medio-ambiental posible.